29 jul. 2014

PROCESO PENAL

El proceso penal

Es aquel que termina, si no hay un archivo previo, con una sentencia que condena o absuelve al acusado.


A diferencia de los asuntos civiles, el proceso penal se inicia con una denuncia, con una querella, o directamente por el  Juzgado, dependiendo del delito de que se trate. Tras realizarse toda la fase de investigación, denominada instrucción, en la que se recogerán todas las pruebas posibles, (declaraciones de testigos, informes periciales, declaraciones del presunto culpable, análisis de objetos, sustancias, recogida y custodia de las mismas) se abrirá la fase del juicio oral, se señalará la fecha del juicio y se celebrará éste, practicándose ante el que haya de juzgar, (un Juzgado de lo Penal, la Audiencia Provincial o el Jurado Popular) todas las pruebas reunidas, y las que se hayan propuesto, que han de servir para demostrar la culpabilidad del acusado o para apoyar la inocencia del mismo. El Juicio terminará con una Sentencia Penal, que necesariamente declarará culpable o inocente al acusado, si no hay prueba suficiente contra el mismo, o existen dudas acerca de su participación en los hechos de los que se le acusa.